martes, 21 de febrero de 2012

El tema de LAS MINAS es complicado




Parece ser que en estos días todo el mundo sabe
más del tema de lo que yo pensaba, no solo los
medios especializados en el tema salieron a
publicar en contra o a favor de la explotación
de las mismas a cielo abierto o si es mejor o peor
la excavación subterránea.

Expertos en el tema han dado distintas opiniones
pero en su mayoría han expresado que con un
control adecuado de esta actividad no perjudica
más que cualquier otra industria el medio ambiente, dando a conocer valores de contaminantes y desechos mínimos y máximos, valores de sustancias que la mayoría de las personas que habitamos en distintos lugares lejos de donde se desarrolla la minería no conocíamos y jamás habíamos escuchado, -por suerte hoy tenemos muchas más herramientas  de consulta como es el internet para desasnarnos y no estar afuera de los distintos “debates” en charla de café donde parece ser que cada uno tuvo más  tiempo que otro,  para informarse al respecto-

El poco tiempo que me queda para poder “aprender” de distintos temas -por lo menos en mi caso particular – es mínimo comparado a todo lo que hay que estudiar, aprender y experimentar para llegar a ser un verdadero geólogo, -el estar informado no es lo mismo que ser especialista- parece que en este país, un pedorrista, un taxista, o un personaje mediático -de esos que aparecen de la noche a la mañana- “está en condiciones para” refutar, discutir o criticar las declaraciones, escrito, tesis o monografía de cualquier profesional, eso no quiere decir que ninguno por no ser Geólogo experto en mineralogía , tenga una opinión o pueda darla, - aunque me vieran contradictorio-   una cosa es dar su opinión y otra es discutir de temas muy específicos e importantes como es el de la minas, de hecho se opina pero yo no voy a opinar al respecto, sino que puedo dar mi punto de vista, de lo que se a convertido el tema de las minas

Cuando era chico jugábamos a los exploradores en frente de mi casa en busca de una beta o un yacimiento, con la inocencia del pibe y el “ejemplo” que nos daban las películas y series norteamericanas para poder ser ricos y comprarle un “palacio” para la vieja de uno, pero eso duró poco porque fuimos creciendo y conocimos las leyes de nuestro país,  -más o menos- que si marcábamos 911 en esos tiempos no atendía nadie y que si encontráramos una mina de oro era para todos los argentinos y los que viven en este suelo,- debe ser por nuestra idiosincrasia egoísta que cuando crecimos un poco  dejamos de buscar las minas de oro y remplazamos nuestra búsqueda por otro tipo de minas, que hasta para los especialistas el tema también fue complicado-

El tema de la minas fue  apareciendo de a poco,  sin embargo en años anteriores  en La Argentina poco se hablaba al respecto en las charlas de café, a lo sumo, en una crítica al gobierno de turno por  no ocuparse en explotar tales o cuales recursos naturales en beneficio del desarrollo y crecimiento económico de La Argentina. Hoy se critica al gobierno por explotarlas o dejar que se exploten o por quien o como se hace y donde y porque, el gatoflorismo argentino es inagotable e imaginable, el tema en discusión no es la minería en sí, pues sería ilógico y contradictorio no extraer los minerales que usamos tanto y en casi todo todos los días -que de no ser así estaríamos viviendo como nuestros antecesores neandertalis-, tampoco es para mi -y aunque me acusen insensible, inhumano o como quieran llamarme los “benefactores de la humanidad”- el daño ambiental y sus efectos nocivos por los desechos tóxicos como el cianuro por ejemplo en los pobladores cercanos o lejanos, más la contaminación de las aguas fuente de toda vida en el planeta …. El principal motivo de queja de quien, como, donde, cuanto y que se extrae es quien y cuanto  se obtiene con las ganancias de las explotaciones de las mismas

Cuanto: si a los pobladores cercanos de donde se extrae tal o cual mineral se le daría a cada uno de ellos una participación de las ganancias,  los ambientalistas mas fanáticos se verían ignorados totalmente  por los mismos pobladores e incluso agredidos, a los “periodistas” defensores de la ecología ahora, no los dejarían pasar siquiera cerca de los pueblos y los mismos pobladores le exigirían a la prensa no sabotear el crecimiento económico del País.

Vamos,  ya somos grandes,  a nadie le gusta que nos pongan un velatorio al lado de nuestra casa y menos si nos hace mal el olor de las flores, yo creo entender a la gente que allí vive, aunque no este seguro de cual daño causa verdaderamente la actividad, pero de seguro hay más de una manera para solucionar o resarcir los “inconvenientes”.

 Resumiendo La Ecología NO IMPORTA, El Terruño NO IMPORTA,  El Dinero SI, es parte de nuestra idiosincrasia humana 

Quien: No importa, si deja ganancias para mi país, esta sería una respuesta lógica, benéfica, esperanzadora  y nacionalista, pero la “desconfianza” que tienen los sectores opositores al gobierno, quiere que se  cuestione cualquier  emprendimiento aunque sea  beneficioso para todos los argentinos, los movimientos ecologistas en vez de sumarse para controlar los daños ambientales producidos por la minería y aportar soluciones que minimicen los riesgos de la contaminación, se adhieren a la oposición mediática y a los cortes de ruta sin propuesta alguna como si toda la oposición fuera ecologista y los gobiernos provinciales sean los cucos horribles que nos quieren matar intoxicados a todos

El tema es muy complejo y es para mi una falta de respeto tratar de sacar rédito político  no aportando nada en concreto por la salud y la economía de nuestro país, parece ser que el principal motivo de los “antimineros”, opositores y/o  ambientalistas, es cuestionar al  gobierno de Cristina Fernández de Kirchner, la mayoría de los argentinos nos hemos expresado en la urnas eligiendo en lo que creemos y creemos porque tuvimos muestras de sobras que coinciden con el pensamiento Nacional y Popular, también porque conocemos a todos los sectores opositores incapaces muchos y corruptos otros, a pesar de su enorme poder mediático y económico han perdido toda confianza y credibilidad  por los que queremos una Argentina con mayor distribución de la riqueza, libre y soberana.

Este es mi punto de vista respecto al tema, sectores de militantes troskos, pedorristas, políticos vendepatrias, Clarín y la Nación que por intereses propios que nada tienen que ver con el crecimiento del país y la prosperidad de la buena gente que trabaja, estudia y viven,  llenan hoy las páginas de diarios, blog y cuanto espacio televisivo y radial puedan, para hacer ver su supuesta “preocupación” por el cuidado ambiental, haciendo más daño que el cianuro,  incentivando a pobladores a cortar rutas y “esponsoriando”  cuanto ambientalista, geólogo anti k puedan encontrar. Es vergonzoso ver y escuchar tanta hipocresía sobre este tema en el afán de desprestigiar al los gobiernos provinciales y al propio Gobierno Nacional , No he escuchado ninguna propuesta de ningún empresario argentino dispuesto a invertir en la minería, como tampoco hacer una critica constructiva sobre este tipo de inversiones por parte de los medios opositores al gobierno

El tema de las minas es complicado, pero serio y no es para discutirlo en una mesa de café sin el conocimiento de las aristas que hacen de cómo, donde y cuando, si no para tratarlo seriamente por los pobladores de las zonas con  gente idónea y responsable con el control de los  gobiernos provinciales y con la participación del Estado Nacional - PORQUE TODOS LOS ARGENTINOS NESECITAMOS QUE LAS MINAS PUEDAN DARNOS LO MÁS PRECIOSO QUE TIENEN INTERNAMENTE PARA PODER SER UN PAÍS COMO TODOS LOS HABITANTES CON BUENA LECHE SOÑAMOS  

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada